Facultad de Química

La implantación de Ingeniero Químico se autoriza en la Universidad de Murcia en REAL DECRETO 1050/1992, de 31 de julio. Ese mismo año se habían aprobado las directrices generales propias de los planes de estudios conducentes a la obtención del título (RD 923/1992, de 17 de julio). En 1995, la UMU aprueba el plan de estudios correspondiente al título oficial, que se homologa por el Consejo de Universidades con fecha de 25 de septiembre de 1995 (Resolución de 4 de febrero de 1998, BOE 49 de 26 de febrero de 1998), con un modelo generalista, y se inicia su implantación en la Facultad de Química ese mismo año, como transformación de la Especialidad de Química Industrial de la Licenciatura en Ciencias Químicas.

Desde la aprobación del Plan de estudios de la titulación se ha producido una reforma como consecuencia de la aplicación del RD 1267/1994, de 10 de junio (modificación del RD 1497/1987 de 27 de noviembre) donde se establecen las directrices generales comunes de los planes de estudios de los títulos universitarios de carácter oficial. El nuevo plan de estudios fue homologado en la Resolución de 28/12/99 (BOE 26/1/2000) y se implantó en su totalidad en el curso 99/00, habiéndose introducido la última modificación con fecha de 20/6/2003.

En el curso 2007/08 se ofertó por primera vez el Programa Oficial de Postgrado en Ingeniería Química. Este Programa ofrece tres títulos de Master: Master en Ingeniería Química, Master en Ingeniería Ambiental y Master en Ingeniería Bioquímica. Cada uno de ellos puede ser cursado con una orientación profesional o como estudios de iniciación a la investigación, con requisitos diferentes en cada caso.

El Título de Grado en Ingeniería Química surge como adaptación al EEES del actual Título de Ingeniero Químico, al cual extingue. El Título se ajusta a los requisitos que los títulos oficiales de Grado deben contemplar para la correspondiente habilitación a la actual profesión de Ingeniero Técnico Industrial, especialidad en Química Industrial, teniendo en cuenta la Orden CIN/351/2009, de 9 de febrero, y recoge todas las competencias que deben adquirirse, de acuerdo con dicha Orden Ministerial.